Porqué decidiste estudiar derecho ¿ensayo?

Recientemente egresé de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Y, pese a estar ya iniciando la tesis, me dí cuenta que no me he dado tiempo para redefinir y reflexionar qué me motiva a estudiar derecho.  Es decir, por supuesto que sé qué me motivó a estudiar derecho, pero no podría responder, de forma directa, qué me motiva ahora a estudiarlo. 

Por esto, y en memoria de algunas actividades cuyo nombre resumíamos como «¿Porqué decidiste estudiar derecho? (ensayo)», he decidido realizar un episodio para mi podcast, hablando de esto, buscando aclarar y expresar algunas de mis ideas al respecto. En ese episodio intentaré contarte porqué decidí estudiar derecho, y por qué estudiar derecho. O bueno, por qué recomendaría yo estudiar derecho (De esta forma tendrás, al menos, una respuesta más que responder si te preguntan “porque quiero estudiar Derecho”). Este post no pretende ser un ensayo ni una guía pero sí espero puedas tomar algunas ideas en este sitio, que te ayuden a la hora de hacer tu ensayo.

La respuesta breve, es porque estudiar derecho es bueno, es decir, es hermoso; y, claro, por una suerte de tradición familiar (la mayoría de integrantes de mi familia estudiaron derecho o carreras afines). 

Tiene, el derecho, una amalgama infinita de posibilidades y un sinfín de usos teóricos y prácticos. En cierta forma es el fiel testamento de el tipo de sociedad que, al menos en teoría, queremos o intentamos ser. El derecho marca una línea protectora entre lo que es y lo que queremos que sea. 

Al menos ese es el derecho del que me aficioné, esa antigua sapiencia cuasi mística que los letrados poseían. Ese saber que en sus inicios sólo dependía de sacerdotes-gobernantes y fue expandiéndose a la gente. 

He leído a algunos colegas mencionar su vocación por la justicia y defender causas sociales. Es común, en verdad, esa idea inicial de que estudias derecho por tu amor por la justicia. Yo, decidí estudiar derecho por vocación por el derecho, amo el derecho por sí solo. Como una suerte de «amor por el arte» (este tema lo trataré más adelante o en otra publicación). Y hasta por facilidad, siendo que crecí rodeado de abogados (familiares y amigos) el jurídico era, y es, el tema que más he tratado desde la infancia.

No me jacto de una facilidad en su ejercicio o en conocer su totalidad, hablo de un entendimiento de los que considero sus principios y la que percibo como su esencia.

En el camino siempre, por regla general, encontrarás mil y un motivos que te desaniman de la carrera que elegiste, y tal vez en algunos coincidamos y en otros no, pero también es, casi, seguro que aparecerás al menos mil y dos otros motivos que harán seguirla amando y será ese motivo adicional, ese gran contrapeso el que te dará la respuesta de porqué decidiste estudiar derecho y qué tipo de abogado quieres ser.

Y el mejor consejo que te puedo dar para cuando estés en ese camino es: para un poco, despeja tu mente y sigue avanzando

La escuela, en verdad, rara vez pasa de ser un trámite más, en el que vas a conocer gente que te enseñará cosas, maestros muy buenos y otros que aparentan el conocimiento de un egresado de secundaria. Tendrás grandes amigos y gente que te hará perder la fé en la academia. Pero entre todo eso y lo que viene después de eso, te encontrarás a tí como profesionista, si en verdad te esmeras en el derecho, sin lugar a dudas llegará el momento en que sentirás esa pasión por tu carrera y su ejercicio, y cambiará lentamente toda tu visión sobre el derecho y su aplicación.

Lo anterior es en parte lo que me motivó a mí a estudiar derecho. El resto lo puedes escuchar en un episodio de mi podcast 69-b. Lo he titulado como “ 3 razones por las que decidí estudiar derecho”.

Si lo consideras mucho texto lo puedo resumir simplemente en que en un principio fue porque se me facilitaba y por una suerte de tradición. Y, durante la carrera descubrí mi amor por mi profesión en cuanto a sus principios y la que considero, como mencioné, su esencia. 

Además de descubrir la rama del derecho a la que prefiero dedicarme y las formas en que más disfruto y mejor puedo ejercer mi profesión y mis habilidades. Aunque como en todo, esto, no necesariamente lo aprendes por tu colegio sino en los pasos que vas dando. Y es ese camino el que te hará descubrir por qué decidiste estudiar derecho. 

Es muy raro y casi un auto-engaño el decir que ingresaste sabiendo, porque, salvo que llegues con experiencia y conocimiento previos, los primeros meses (o años) ni siquiera vas a terminar de entender del todo de qué va la profesión que tomaste. Ya hable demasiado de un tema que trato en otro lado, así que ahora vamos a nuestro siguiente tema: ¿Qué te motiva o te podría haber motivado a estudiar derecho?.

¿Qué te motiva a estudiar Derecho?

Esto pudo ser por varios motivos, el más común oscila entre el dinero y la justicia. De manera constante escuché en las aulas de derecho a recién ingresados exclamar que estudiaban derecho “por el dinero” o “para hacer justicia”.

Te corresponde a ti meditar en esto. Pero, no te vayas con la finta de los motivos morales, aparte de la moral siempre suele haber un motivo que nos hace elegir una carrera sobre las otras y nuestra percepción moral solo define, a veces, el enfoque que le damos.

Regularmente te darás cuenta de este, tu motivo, a mediados o finales de la carrera aunque suelen preguntarlo al inicio, y casi siempre el docente te explicará porqué suele ser falaz o inmaduro creer que harás justicia o dinero, o que son razones válidas. Así que si ocupas pensar prontamente en tu motivo, intenta imaginarte en 10 o 15 años, cómo te gustaría verte ejerciendo tu profesión, ¿dando clases? ¿postulando? ¿investigando? y ¿en qué materias?  ¿con qué enfoque?

Al imaginar esto, te recomiendo hacerlo al mayor detalle posible, y luego de eso, deberías no sólo notar cómo te ves y tal vez en eso encontrar una posible respuesta sino que además percibir cómo te sientes, qué evoca en ti tu carrera. Esta mezcla de emoción y proyección deberían darte una idea de cómo responder a qué te motiva a estudiar derecho cuando te toque hacer tu ensayo al respecto.

Otro rastro por el que puedes iniciar es poner atención a tus materias preferidas y a que docentes admiras, o por cuáles abogados sientes especial admiración, esto también te podría dar una idea del tipo de licenciado en derecho que deseas ser y el motivo por el que lo quieres ser, siempre pensando en tu mañana más que en tu ayer.

Puedes tomar aparte otras herramientas como un DAFO y CAME para encontrar más patrones y de paso corregir los que te puedan estar limitando en el ejercicio de tu capacidad y tu profesión, así como potenciar los que te favorezcan.

¿Qué responder si me preguntan porque quiero estudiar Derecho?

Esta puede ser la parte más sencilla, pues por lo general basta con decirle a la gente lo que quiere escuchar. A veces no importa cuán sincero sea tu motivo, las personas quieren escuchar el motivo que más afín sea a ellos y es una discusión que no te llevará a nada. Cuando me veo en esa situación simplemente doy un motivo al azar para ahorrarme el uso de la palabra en vano.

Lo que en verdad importa es que tú tengas claro por qué quieres estudiar derecho y te sientas bien con eso y contigo mismo. No importa cuán cuestionable sea para la moral imperante o tus semejantes, lo que importa es que estés consciente de ti y tus motivos, que encuentres ese motivo que te representa y te vincula con lo que haces. Una vez identifiques eso, podrás ejercer de forma coherente con tu motivación, y responder de forma seria y sincera cuando quieras o tengas que hacerlo.

Poco a poco trata de ir siendo más consciente de tu motivo para estudiar y ejercer el derecho y empieza a acomodar tu vida académica y laboral a eso, no solo mejorará mucho tu desempeño jurídico sino que hará mucho más ligera la carga, y qué mejor que ser sincero con uno mismo.

Una lista corta de preguntas que podrías hacerte para estructurar tu respuesta, en «¿Porqué decidiste estudiar derecho? (ensayo)», son:

  • ¿Cuáles son las materias que más me gustan de la carrera?
  • ¿Cómo supe que quería estudiar derecho?
  • ¿Cómo te gustaría ejercer la carrera?
  • Para ti, ¿qué es el derecho? (sobre todo con un enfoque de «Si tuvieras que explicarle a alguien qué es el derecho, ¿qué le explicarías y cómo?»)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *